jueves, 3 de agosto de 2017

PERAS AL VINO TINTO

                           
Las peras al vino tinto son una elaboración repostera típica de la cocina riojana (España) que emplea peras escaldadas, desprovistas de su piel y su centro, enteras o cortadas en mitades. Dependiendo del tipo de vino las peras alcanzarán diversos matices de color. Se suelen servir frías con su salsa convertida en un almíbar, generalmente solas o acompañadas de nata o helado.
El principio fundamental este postre es que el almidón de la futa absorba el alcohol del vino, dando como resultado un sabor homogéneo tanto en la pulpa como en la salsa. Esto se consigue haciendo una autentica maceración que se potencia cocinándolo lentamente a fuego bajo.
Ingredientes:
4 peras que no estén muy maduras
300 ml de vino tinto
4 cucharadas de azúcar
1 rama de canela
Corteza de limón o naranja







Pelamos las peras conservando el rabito para poderlas manipular. 













En una cazuela pequeña y alta (para que queden hundidas) ponemos las peras y las regamos con el vino. Cuando comience a hervir le añadimos el azúcar, la canela y la piel de naranja o limón. 









Se deja cocinar hasta que estén tiernas por dentro. Durante la cocción les damos vuelta para que se impregnen bien por todos lados.













 Una vez tiernas sacaremos las peras con cuidado y dejamos reducir la salsa de vino. Servir las peras con la salsa por encima.

jueves, 6 de julio de 2017

MOUSE DE UCHUVAS

                       
La uchuva (physalis peruviana), también conocida como Golden Berry o aguaymanto, pertenece a la familia de las solanáceas, por tanto, comparte características con la papa y el tomate. Se considera una fruta exótica y se utiliza para preparar helados, yogurt, glaseados y ensaladas. Tiene alto contenido de pectina lo que la hace ideal para mermeladas y salsas. Hoy voy a compartir una rica mouse hecha con esta deliciosa frutilla.
Ingredientes:
200 g de crema de leche
1 libra de uchuvas
1 taza de azúcar
½ taza de agua
1 sobre de gelatina sin sabor
3 claras




Elabore un almíbar espeso llevando a ebullición el agua y el azúcar. Luego licúe las dos terceras partes de las uchuvas y añádalas al almíbar, dejar cocinar por unos minutos más y retirar del fuego. 











En otro recipiente disuelva la gelatina al baño maría y reservar. En recipientes separados bate la crema de leche hasta que duplique su volumen y las claras de huevo hasta el punto nieve. 












Mezclar ambas con el almíbar de las uchuvas, agregar la gelatina sin sabor y vaciar en un recipiente. Llevar a la nevera por tres horas.  











Mientras se enfría, licuar el resto de las uchuvas con un poco de agua, colar y llevar al fogón con azúcar al gusto y una cucharadita de fécula de maíz y dejar cocinar hasta que se haga una salsa. Dejar refrescar y servir sobe el mouse.

viernes, 24 de febrero de 2017

CHIFFON DE NARANJA

                          
El chiffon es un pastel muy ligero hecho con aceite vegetal, huevo, azúcar, harina, polvo de hornear y aromas. Al emplear aceite en vez de mantequilla resulta difícil introducir aire en la masa, por lo cual se logra la textura esponjosa montando las claras a punto de nieve y añadiéndolas a la masa antes de hornear. El contenido de aceite y huevos produce un pastel muy húmedo, ya que el aceite permanece líquido aun a temperaturas bajas, por lo que no tiende a endurecerse o secarse. Sin embargo, la ausencia de mantequilla hace que tenga menos sabor por lo que suele acompañarse de salsas o rellenos de sabor fuerte.
Este postre fue inventado por Harry Baker en 1927, quien luego vendió la receta a General Mills.
Ingredientes:
300 g de harina
250 g de azúcar
7 huevos
½ taza de aceite neutro
140 ml jugo de naranja
Ralladura de una naranja
2 cucharaditas de polvo de hornear
½ cucharadita de crémor tártaro
¼ cucharadita de sal
Para la crema de naranja:
2 tazas de zumo de naranja
4 cucharadas de maicena
4 yemas
6 cucharadas de azúcar
1 cucharada de margarina


Para hacer esta torta se necesita un molde de tubo al centro y tres paticas para poder enfriar el chiffon invertido y así garantizar que quede esponjoso y no pierda volumen. Es el mismo que usamos para hacer la torta ángel. Primero batimos las claras a la nieve con la mitad del azúcar y el crémor tártaro, apartamos.










Luego batimos las yemas con el azúcar hasta que estén cremosas, agregamos el aceite y la ralladura de naranja. Añadimos la harina cernida dos veces con el polvo de hornear y la sal. Por último, las claras batidas, con movimiento envolvente.










Vaciamos en el molde chiffonero sin engrasar y asamos en horno medio (160°C) por una hora aproximadamente o hasta que al introducir un palillo salga limpio.
















Una vez cocida retirar y dejar enfriar en el molde invertido. Luego se pasa un cuchillo por el costado y alrededor del tubo, se voltea y se da unos golpecitos para ayudar a que desprenda. Se puede servir sola o con  una crema de naranja.









Para la crema de naranja, en dos tazas de jugo de naranja se mezclan 4 cucharadas de fécula de maíz, 4 yemas, 6 cucharadas de azúcar y se lleva al fogón a cuajar. Se baja y se le agrega 1 cucharada de margarina, se revuelve bien y se refresca.